jueves, 7 de marzo de 2013

Cotton Textil Factory: la otra historia



Cotton Textil Factory: la otra historia
Margaret llegó puntual a la puerta de la fábrica. Allí estaban sus compañeras, esperándola. Pero no era un día como otro cualquiera: era un día especial. Entraron en la nave y comenzaron a trabajar. Un par de horas después, oyeron llegar a la tan ansiada visita: los dueños de la fábrica iban a realizar un desayuno informativo con Díaz Ferrán y Arturo Fernández en el piso de arriba de la factoría de textil en la que trabajaban varios cientos de mujeres en condiciones infrahumanas y con sueldos de hambre.
       Cuando los mandatarios accedieron al edificio, ellas se sonrieron con disimulo. Margaret fue un instante al cuarto de baño, tal y como habían previsto. Josiane fue a las taquillas. Rosie fue hacia la parte trasera de la nave. El resto, fue moviéndose lenta y sigilosamente hacia las diferentes salidas que la fábrica tenía. Margaret, Josiane y Rosie activaron los detonadores y se dirigieron hacia las puertas más próximas. Las mujeres salieron a la calle y cerraron las puertas con grandes candados.
       Desde entonces, el 8 de marzo es un día diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario